Rehabilitación del centro histórico

 

Ubicación: Quito, Ecuador

Año: desde 1994

Descripción: iniciativa del gobierno nacional y local que consiste en planes para rehabilitar el centro histórico, regularizar el comercio informal, generar planes de vivienda solidaria y restaurar edificaciones patrimoniales. Cuenta con el financiamiento de organizaciones internacionales.

Problema / Situación original: deterioro del centro histórico de Quito durante la segunda mitad del siglo XX y disminución de su población a partir de 1990 (2.5% anual).

Objetivos: rehabilitar el centro histórico, mejorar los espacios públicos y fomentar la radicación de habitantes con menos recursos.

Población Beneficiaria aproximada: potecialmente alrededor de 1.600.000 personas (población urbana de la ciudad)

Área Intervenida: 375 hectáreas.

Líneas Temáticas: Cultura y patrimonio urbano, Normas urbanas y legislación, Vivienda.

 

 

Líneas de Acción NAU

Escala

Replicabilidad

Cohesión social y Equidad

Marcos urbanos y Gobernanza

Vivienda urbana y Servicios básicos

Ciudad

Único

Escala

Ciudad

Replicabilidad

Único

Rehabilitación del centro histórico

Quito, Ecuador

 

El centro histórico de Quito, con un área de 375 hectáreas, es considerado el conjunto histórico mejor conservado de América Latina, e incluye edificaciones monumentales tanto de la época colonial como republicana. Si bien fue declarado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO en 1978, sufrió un grave deterioro durante la segunda mitad del siglo XX, tanto en lo que respecta a la conservación de sus edificaciones como en su cantidad de habitantes (desde 1990 su población ha ido disminuyendo a una tasa del 2,5% anual). Para hacer frente a esta situación, durante las últimas décadas se han presentado y puesto en práctica una serie de planes para rehabilitar el centro histórico, tanto por iniciativa de los gobiernos nacional y local, como mediante el financiamiento de organizaciones internacionales.

Entre las estrategias puestas en marcha, se incluye la regularización del comercio informal que había llegado a atestar calles y vías peatonales; esto permitió generar nuevos espacios públicos de encuentro. También se desarrollaron planes de vivienda solidaria, para evitar la erradicación de habitantes de menos recursos, y se invirtió en la restauración de edificaciones patrimoniales a través de planes estratégicos que involucraron a instituciones no gubernamentales y al sector privado. Si bien los resultados de las mejoras han sido evidentes, aún quedan muchos desafíos que enfrentar en este proceso de recuperación y revitalización del centro de la ciudad.

Otras Intervenciones